¡Obtén un descuento del 10 % este mes al probar nuestros servicios!

Lifting Facial (Radiofrecuencia)

Consiste en realizar los procedimientos necesarios para darle al rostro una apariencia más joven, "quitándole" unos años de encima. La intención es ir mejorando cada una de las partes involucradas del rostro .

El envejecimiento comienza en el momento en el que el organismo produce menos células de las que mueren para mantener la renovación continua.


En los niños la creación de un mayor número de células que aquellas que mueren les asegura su desarrollo y crecimiento. En la edad adulta, el proceso de génesis celular se equilibra al proceso de necrosis (mortalidad, por lo que el adulto se mantiene en una situación de estabilidad (no crece, pero tampoco envejece). En la edad madura el proceso de necrosis celular se impone al proceso de génesis, por lo que comienza a morir más células que aquellas que las reponen: entonces se habla de vejez.

A medida que el metabolismo basal se ralentiza, los fluidos orgánicos se mueven más despacio. Entre ellos, el más importante es, sin lugar a dudas, la sangre. El hecho de que este preciado generador de vida no llegue a los tejidos destino para suministrarle el oxigeno necesario para su síntesis de energía o los nutrientes básicos para la respiración celular ocasiona la atrofia progresiva de estos tejidos y su envejecimiento prematuro, siendo la piel el sistema orgánico mas externo, no es de extrañar que la sangre tenga mas dificultad en acceder a él y que por ello, muestre primero los síntomas de envejecimiento. La musculatura facial comienza a ceder ante la atracción de la gravedad en párpados, el mentón las y mejillas. La piel se obscurece y se vuelve opaca, por la ausencia de una correcta eliminación de CO2. Las heridas tardan más en cicatrizar y la falta de turgencia de la piel se convierte en arrugas de las líneas de expresión.

Cabe destacar el efecto que generan las corrientes de RADIO FRECUENCIA, estas activan las células por el propio efecto del campo eléctrico que producen en la zona. Como si de pequeñas bacterias se tratara, las células se recargan eléctricamente. Por ello las células de los tejidos cutáneos y musculares adquieren más vigor para realizar correctamente su función y para reproducirse con mayor agilidad.

Este importante hecho explica que las personas que se someten a tratamientos FACIALES con RADIO FRECUENCIA prolonguen la vitalidad de sus tejidos y retrasen dentro de lo posible el proceso de envejecimiento celular. Este potente efecto biológico, unido a la inmediatez de los resultados en varios de los tratamientos, y a la agradable sensación de relajación que se genera en el paciente convierten al sistema de RADIO FRECUENCIA  en el instrumento de trabajo perfecto para los profesionales contemporáneos de la estética.